ÚLTIMAS NOTICIAS:
publivivo Banner InvSocial_orden2 (1) bannerEQAmbiental4

Presidente del Senado Colombiano, llena de vergüenza las paginas de la historia política del país.

Estimated reading time:8 minutes, 16 seconds

Como vengativo, revanchista e inapropiado, fue calificado el discurso beligerante del presidente del Senado Ernesto Macías, en la ceremonia de posesión del nuevo presidente colombiano, Iván Duque.

Al senador se le olvidó que estaba hablando para el mundo, y que además en el acto habían presidentes de otras naciones, periodistas y personalidades que venían a acompañar al nuevo presidente de los colombianos, y no a escuchar un pronunciamiento cargado de odio, resentimiento y politiquería, que en lo único que contribuyó fue a empañar una fiesta que se había preparado con las mejores galas y a dejar la imagen del país por el suelo.

El senador Macías  que mientras estuvo parado junto al atril hizo recordar  a esos personajes nefastos que han llenado de vergüenza la historia de la humanidad. Con cada palabra que salía de su boca parecía encarnar al ya fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y al actual mandatario de ese país Nicolás Maduro, entre otros, a juzgar por el veneno que destilaba en cada frase  que pronunciaba.

Un inolvidable acto vergonzoso.

Por culpa del irresponsable senador Macías, el acto del presidente Iván Duque se vio empañado y pasará a ser en la historia, un deplorable evento en donde el mundo vino a Colombia a escuchar las sandeces más grandes pronunciadas por un personaje de la vida pública nacional, que antes que degradar la imagen del país, debería construir y contarle a los extranjeros,  que pese a las dificultades, Colombia está llena de gente buena, optimista, emprendedora y sobre todo respetuosa de la institucionalidad.

Mientras hablaba, algunos congresistas anunciaron su retiro de la Plaza de Bolívar. Las palabras de Macías fueron en contra vía con las primeras frases que el presidente electo Iván Duque le dirigió al país, en donde llamó a la unidad y al respeto..

“El país que Iván Duque recibe”, con esta frase comenzó su discurso el presidente del senado, y a partir de ahí direccionó sus críticas al gobierno de Juan Manuel Santos. El contenido de su intervención fue prácticamente una repetición del aviso publicado el mismo día por el Centro Democrático en El Tiempo. “En lo social, en lo económico y en lo institucional… un país atemorizado porque regresaron los crímenes a uniformados de la fuerza pública, reaparecieron los secuestros, y creció la extorsión”.

El presidente del Congreso no se quedó ahí y fue subiendo el tono en la medida que su discurso avanzaba. Recordó la postura del Centro Democrático en la campaña del No durante el plebiscito, y aseguró que el acuerdo de paz con las Farc se había hecho a costa de “masacrar” las instituciones. Desconoció que hubiera existido conflicto armado y retomó esa frase de Uribe de que en Colombia solo existió “una amenaza terrorista contra el Estado”. Justo en ese momento, el vendaval tumbó una de las banderas que adornaban las columnas del Capitolio. Varios de los congresistas que apoyaron la paz, liderados por Roy Barreras, se retiraron del acto.

 “Además de malintencionado, lambón”.

Pero en medio de su consigna de “guerra” contra el gobierno de santos, Macías no ahorró elogios para el expresidente Álvaro Uribe Vélez:

“Permítanme en este solemne acto rendirle el más sentido homenaje al expresidente Álvaro Uribe Vélez, por su grandeza. Es oportuno, hacerle un reconocimiento por haber salvado a Colombia de la inviabilidad; porque si bien es cierto, Uribe en el 2010, no dejó el país convertido en un paraíso, si lo entregó recuperado y con buenas tendencias”, señaló, tras advertir que Uribe Vélez saldrá bien librado del proceso ante la Corte Suprema de Justicia pues es inocente de los cargos de manipulación de testigos que le endilgan. Acto seguido, el expresidente Uribe le dio las gracias.

En uno de los apartes de su intervención, destacó las capacidades de Duque como estadista “para conducir bien el gobierno y sacar a Colombia del socavón en que la recibe”. Y siguió enumerando una a una las críticas al gobierno Santos, asegurando que en Colombia hay un crecimiento exponencial de organizaciones criminales “como el ELN, el EPL, las disfrazadas disidencias de las Farc y las bacrim; además de grupos terroristas que se financian con el narcotráfico y la minería criminal”.

El presidente del Senado aseguró que para firmar el acuerdo de paz no era necesario hacer trizas la Constitución ni las instituciones, porque en Colombia “no ha existido una guerra civil ni un conflicto armado, sino una amenaza terrorista contra el Estado”.

Macías le pidió a las autoridades judiciales dar celeridad a las investigaciones sobre casos emblemáticos de corrupción como la mermelada, Reficar, el Sena y Odebrecht que -afirma- involucra de forma grave a la campaña del expresidente Santos y a altos funcionarios del Estado. Para políticos y líderes de opinión -incluso afines al nuevo gobierno- las palabras de Macías estuvieron a desatono con el mensaje de unidad en el que sí fue enfático el presidente Duque.

Entre los retos del nuevo gobierno -dijo Macías- está el sacar adelante una reforma a la justicia: “Los colombianos esperan ver a sus jueces pronunciándose estrictamente en derecho y que sus fallos no se vean afectados por sus inclinaciones políticas, por sentimientos personales o por otros intereses”.

“Apátrida”.

En su discurso guerrerista, y ante tan buen escenario de cara al mundo, Macías jamás le dio el más mínimo crédito y valor a los esfuerzos que ha hizo el Gobierno saliente, la sociedad civil, las instituciones y demás fuerzas vivas del país, para contribuir con el desarrollo integral. Se le olvidó que Colombia está avanzado en la ciencia, en la cultura, el deporte entre muchos otros campos, que hoy hacen que Colombia sea una nación líder en el desarrollo integral de Latinoamérica.

Al suelo se vino todo el esfuerzo que han hecho nuestros productores, industriales, artistas, deportistas, científicos y empresarios en general, por mejorar la imagen del país ante el mundo, porque el senador Macías echó todos esos logros en la cesta de la basura. Ahora el mundo piensa que Colombia es un país beligerante, pobre, inculto, y violento, que solo produce coca, guerrilla, bandas criminales y personajes corruptos.

Macías contradijo a Iván Duque y lo hizo quedar mal.

Uno de los grandes “descaches” de Macías que de paso hizo ver mal a el presidente Iván Duque, fue la falta de coherencia y lineamiento entre los discursos, pues mientras el primero se mostró incendiario, intransigente y resentido, el segundo fue conciliador, llamó a la unidad y dijo que no iba a dividir el país y que iba a gobernar con todos los colombianos.

Una vez terminó de pronunciar la última palabra de su discurso, las reacciones y cuestionamientos contra Macías no se hicieron esperar. Hasta los mismos militantes del Centro Democrático calificaron como una salida en falso, e inapropiado el  discurso del senador. Muchos lo calificaron de Apátrida, otros exigieron su renuncia y los más conservadores  le exigieron una disculpa pública a Colombia, ante semejante despropósito.

Ante el pronunciamiento de Macías, la pregunta es: Qué estarán pensando los inversionistas del mundo sobre Colombia, que dirán las organizaciones internacionales, que dirán los niños y jóvenes y quienes pensaron que Iván Duque iba a estar bien rodeado y con aliados dignos y probos en el Congreso, para hacer un Gobierno eficaz?.  Amanecerá y veremos.

Algunos famosos opinaron en sus cuentas de Twitter, asi:

Héctor Abad F.@hectorabadf.

El de ese tipo Macías es un discurso ridículo, mentiroso, inoportuno, y además largo. Un bruto en la presidencia del Senado. ¡Viento, llévate sus hojas!

Pirry@PirryOficial

Pobre Duque, no se alcanza a posesionar y Macías ya lo hace quedar como un extra en la función.

Wally.@MeDicenWally.

Macías dijo que a Colombia volvió la criminalidad. Tiene razón, hoy volvió.

Gustavo Gómez Córdoba. @GustavoGómez.   

A Macías lo absorbió un agujero espacio-temporal. ¡Cree que está en la posesión de Uribe!

Diego Rueda. @DiegoRueda.  

Más allá de cualquier color o partido político, es una vergüenza el discurso del presidente del Senado Ernesto Macías. No se puede hacer quedar tan mal un país que tiene muchas cosas buenas

Ramiro Bejarano G@RamiroBejaranoG.

Discurso atroz, ordinario, vengativo e inapropiado del Pdte del Senado Macías con el que el Centro Democrático inaugura la reconciliación. Se vienen días aciagos para Colombia. Nunca antes se había visto semejante desfachatez en una posesión presidencial

Roy Barreras. @RoyBarreras.

Me retiro del acto protocolario porque no pude aguantar el inapropiado y agresivo discurso del Senador Macías. Lamento mucho no poder oir el discurso del Presidente Duque. Lo escucharé por televisión. Espero que sea mejor. ¿Ese es el pacto nacional?.

Daniel Samper Ospina. @DanielSamperO.

La mezquindad y el enanismo intelectual de Ernesto Macías no le permiten comprender que el capitán del barco que sigue tratando de incendiar es copartidario suyo: la división que promueve gira en contra del gobierno de Duque: si ese es el tono, su gobernabilidad será infernal.

Manolo Cardona. @ManoloCardona.

Terrible discurso del presidente del congreso Ernesto Macías. Este es el discurso de la unión ? Guau , Empezamos muy mal. Presidente @IvanDuque Este era un día para usted no para ellos , pero lo acaba de dejar su partido en tercer plano.

ernesto-macías-discurso-colombia-posesión-de-iván-duque

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras