ÚLTIMAS NOTICIAS:
publivivo Banner InvSocial_orden2 (1)

Venezuela estaría sufriendo una maldición heredada de Hugo Chávez, aseguran inmigrantes de ese país en Colombia.

Estimated reading time:7 minutes, 50 seconds

A raíz del evento realizado el pasado fin de semana en Yopal, en el que los Casanareños en un acto solemne bendijeron a Israel, como pueblo de Dios, muchos venezolanos residentes en la capital de Casanare que participaron de la actividad, reaccionaron y contaron a Casanare24horas algunas historias aterradoras, que son voz populi en ese país y que involucran al Gobierno Bolivariano en actividades satánicas. Los venezolanos aseguran que la crisis de su país no es más que un castigo divino por que las personas se alejaron de Dios y por la maldición de su expresidente Hugo Chávez contra el pueblo de Israel.

Los venezolanos residentes en Yopal indicaron que desde el alto Gobierno, hasta los estratos más humildes se maneja el satanismo, la santería, los rituales a espíritus como María Lionza, el Indio Guaicaipuro, y el Negro Felipe, tres deidades en los cuales los venezolanos hoy confían sus penurias, necesidades y su espiritualidad.

Yely Linares ciudadana venezolana, que asistió al evento “Casanare Bendice a Israel, realizado en el estadio Santiago de las Atalayas el pasado domingo, dijo a Casanare24horas, que sus paisanos están enceguecidos por el satanismo, el espiritismo y la santería.

 “En Venezuela la mayoría de las personas acuden a los rituales paganos de santería, en donde se les rinde culto especial a María Lionza, el Indio Guaicaipuro, y el Negro Felipe, tres espíritus que son considerados en nuestro país, como divinidades. A ellos se les reza, se les hace ofrendas y se les pide por las necesidades personales, familiares y del país”, dijo la ciudadana venezolana.

Manifestó que fumar el tabaco, hacer limpiezas, purificaciones y baños corporales, son actividades cotidianas, en las que los venezolanos invierten parte de su tiempo y su dinero.

“En el estado Yaracuy hay un sitio que se llama Montañas del Sorte. Allí cada 12 de octubre miles de venezolanos acuden a purificarse según ellos y a reencontrarse con la reina María Lionza, quien es la máxima deidad de la santería de mi país. Ella es considerada por la mayoría de los venezolanos, como la máxima figura dentro de la santería venezolana. En esa fiesta marialioncera hay actos de posesiones, transportaciones espirituales, y actos en donde las personas bailan, se flagelan, se cortan, se queman y se llenan de energía para soportar las dificultades”, puntualizó Linares.

Hugo Chávez, el santero mayor.

Una investigación realizada por  el periodista y escritor venezolano David Placer,  revela la obsesión del desaparecido presidente de Venezuela Hugo Chávez por consultar videntes, hacer sesiones de ‘ouija’ y hasta practicar rituales de santería cubana, en el propio Palacio presidencial de Miraflores, desde donde el exmandatario mandaba a organizar rituales de espiritismo.

“Los militares hacían los ritos de iniciación en La Habana y era frecuente ver altares en los lugares públicos. Esto llegó a transformar incluso el cuadro de mando del ejército, ya que un padrino de santero no podía estar por debajo en el escalafón”, dice el periodista.

Para el periodista uno de los descubrimientos más impactantes fue constatar que “en el Palacio Presidencial de Miraflores se realizaban rituales de espiritismo a los que acudían los jerarcas del chavismo y todavía hoy se siguen haciendo”.

El reportero caraqueño ha sacado fotografías del salón en el que tenían lugar estas sesiones. En una de ellas se puede ver una cabeza de caimán, utilizada para este tipo de ceremonias, así como velones y ofrendas.

Todo apunta a que Chávez hizo rituales paleros, en la que se usan huesos de muertos. “En el cementerio general del sur se profanaban hasta ocho tumbas diarias”, asegura.

s3

Conexión con los muertos.

La relación con los muertos fue una constante a lo largo de la vida de Chávez. Varios testigos aseguran que dejaba una silla vacía en las reuniones con sus asesores para Simón Bolívar, con quien incluso mantenía charlas a altas horas de la madrugada. Cuando almorzaba a solas pedía otra ración para el libertador.

Otras veces, durante las sesiones de espiritismo en la cárcel, era poseído por el alma de su bisabuelo, que hablaba a través de él. Casi siempre para designarle como el candidato “elegido” por los dioses. En ocasiones aseguraba haber visto a la ‘llorona’, una conocida ánima oscura que según la tradición recorre la región de los Llanos.

¿Era Chávez un iluminado o era todo solo teatro?.

El periodista asegura que ambas cosas. “Él creía en los espíritus pero también los utilizaba para manipular”. Lo cierto es que al final de sus días, cuando el cáncer invadía su cuerpo, el presidente volvió a sus raíces católicas. A través de la televisión pidió a Cristo que le prolongara la vida para poder acabar su labor mesiánica y prometió que construiría templos en su honor. Tras su desaparición, la figura de Chávez, lejos de desvanecerse subió a los altares y parte del pueblo comenzó a venerarlo. Algunos afirman incluso que se les ha aparecido.

¿Está Venezuela embrujada?.

El capítulo final contiene la respuesta: Chávez y la vidente Cristina fueron juntos a un río y realizaron un ritual para lograr que su poder fuera eterno. Ahora hay brujas venezolanas que intentan deshacer el hechizo, convencidas de que la última batalla contra el chavismo no es política sino espiritual.

Las increíbles revelaciones sobre el poder oculto que regía las decisiones del difunto presidente de Venezuela son fruto de la investigación del periodista David Placer y están recogidas en el libro ‘Los brujos de Chávez’.

Una reveladora carta.

Uno de los hallazgos más relevantes de Placer es una carta  que permaneció inédita por muchos años,  que el propio Chávez envió a la vidente Cristina Marksman. La misiva, que publica en exclusiva pe periódico El Mundo, supone una importante prueba documental de lo que hasta ahora era un secreto a voces: “Chávez utilizó la brujería para controlar Venezuela y manipular al pueblo. Hasta tal punto que la santería importada desde Cuba transformó la manera de hacer política”, afirma Placer tras recopilar decenas de testimonios del entorno del líder bolivariano.

La santería invadió al Gobierno Venezolano.

La santería es una práctica primitiva que tiene su origen en Nigeria y que llegó  a Cuba a través de los esclavos negros que llevaron los españoles.

“Las prácticas santeras surgen con el chavismo gracias a la influencia de Fidel Castro, que aprovecha la superstición de Chávez para introducir a los santeros en todas las instituciones del Estado”, explica Placer. Está confesión se la hizo el ex ministro y amigo personal de Chávez Raúl Baduel, desde la cárcel de Ramo Verde.

A partir de entonces el elector chavista se convierte en devoto de su presidente y nace así la veneración a Chávez como una especie de reencarnación de una deidad que posee el espíritu y de los antiguos libertadores.

El libro relata que los babalawos’ o santeros se introdujeron en organismos y empresas creando una red de espías que obtenían información gracias a su labor como guías espirituales.

s2

El hijo de Changó.

El líder bolivariano se inició en la santería bajo el signo de Changó (Espiritu africano) en un ritual celebrado en La Habana, según explica el santero cubano Carlos Valdés. Entre los ‘babalawos’ del chavismo y la oposición, no hay lugar a dudas sobre esta versión: Chávez eligió esta deidad para iniciarse en una religión que creció como ninguna otra durante el chavismo. Changó, señor del trueno y del rayo, es una especie de santo de la religión yoruba, procedente del África Occidental. Según la tradición, Changó fue un rey guerrero, violento, brujo y viril, unas cualidades con las que Chávez se sintió atraído, según confiesan los propios santeros del régimen citados en la investigación.

Otros expresidentes santeros.

El llamado Comandante Eterno no fue el primer presidente venezolano creyente y supersticioso. El socialdemócrata Carlos Andrés Pérez tenía una bruja muy conocida en los sectores políticos venezolanos que le hacía rituales para protegerlo de los ataques de sus enemigos. Su antecesor y compañero de partido Jaime Lusinchi contrató a un vidente en campaña electoral que vaticinara su victoria. Y el conservador Luis Herrera Campins no se despegaba de un amuleto que supuestamente le brindaba protección. Pero los presidentes venezolanos no son los únicos en la región con inclinación a este tipo de prácticas. El presidente argentino Juan Domingo Perón designó como ministro de Bienestar Social a José López Rega, el brujo personal de su mujer, Isabel Perón.

ch1

Carta original del expresidente Hugo Chávez a Cristina,  su bruja de cabecera.

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras