ÚLTIMAS NOTICIAS:
publivivo Banner InvSocial_orden2 (1)

Comunidad reacciona a la muerte de un oso de anteojos, a manos de un indígena en Arauca.

Estimated reading time:4 minutes, 53 seconds

La muerte de un oso de anteojos en la vereda La Pavita, comprensión del resguardo indígena Playas de El Bojabá, en el municipio de Saravena – Arauca, ha generado diversas reacciones.

El animal cuya especie se encuentra en vía de extinción, fue cazado por un indígena de la región, el cual confesó  que tras matar al animal, lo desmembró y lo llevó hasta su comunidad, para consumir su carne.

Si bien la muerte del oso causó indignación y pesar en varios sectores del país, especialmente entre los ecologistas, también hubo muchos que cuestionaron la manera como se “satanizó” al indígena, pues consideran que más culpable que el aborigen, es el propio estado y sus organismos, quienes no socializan adecuadamente sus iniciativas, y menos aún con las comunidades indígenas que para sobrevivir deben dedicarse a la caza de animales, sin ningún tipo de orientación.

Voces de protesta.

“Que va a saber de conservación y protección a especies en vía de extinción, un campesino indígena que generalmente lo vive desinformado, incomunicado y con una cantidad de problemas sociales encima. Ellos solo  saben cazar para no dejar morir a sus familias de hambre”, dijo Pedro Antonio Linares, habitante del Municipio de Saravena.

Las voces de protesta de algunos sectores del país se dan por los pronunciamientos a través de diversos medios de comunicación, de algunos representantes de organismos del estado que ven el hecho como el más atroz de los crímenes, sin detallar que muy probablemente el aborigen que cometió el lamentable hecho, no tenía la información necesaria sobre la situación actual del animal. O que a lo mejor en el momento en que lo cazó, su familia necesitaba esa carne para mantenerse.

Habla la representante de Corporinoquia.

Ante la muerte del oso, representantes de varios organismos e instituciones del estado se pronunciaron, entre ellos Martha Plazas Roa, directora general de Corporinoquia.

“Este es un delito de gran magnitud que va en contra de la armonía con los recursos naturales, exigimos el respeto, cuidado y conservación por la fauna silvestre de la jurisdicción y será a través de las charlas de acercamiento que se han hecho con los líderes indígenas de Saravena que se fortalecerá la educación ambiental con los habitantes de la zona”, señaló Martha Plazas Roa, directora general de Corporinoquia.

El ministro de Ambiente.

Quien más enérgico estuvo con sus pronunciamientos fue el propio ministro de Ambiente Ricardo Lozano. El funcionario dijo que quienes cometen esos actos son criminales, y que debe caer todo el peso de la ley sobre ellos.

“Hago un llamado a las Fuerzas Militares, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y Ministerio de Justicia a que de manera conjunta y definitiva incrementemos las penas contra estos criminales que continúan destruyendo nuestro patrimonio público más preciado: la vida”, manifestó el ministro.

Las palabras del ministro fueron las que más rechazo causaron en la comunidad, tras considerarse temerarias y sesgadas. Miles de colombianos por redes sociales consideran que “hay actos más criminales y degradantes que el Gobierno no atiende”. Señalan que si bien “el hecho es repudiable desde cualquier punto de vista, el contexto del suceso no es tan infame como los miles de delitos que a diario se cometen y de los cuales el estado es cómplice, por exceso u omisión”. Muchos consideran que el rigor con el que se pide hacer justicia, se da porque quien cometió el ilícito es un aborigen. Muchos se preguntan si las reacciones del ministro serían las mismas, si el ilícito lo hubieran cometido otros sectores de la comunidad.

oso3

La justicia ordinaria no podrá judicializar al indígena.

Pese a que las autoridades ambientales, en cabeza del ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, anunciaron que se tomarían medidas en contra del  responsable del asesinato y posterior descuartizamiento del oso macho de anteojos, las acciones sancionatorias en este caso están limitadas puesto que el autor es un miembro de la comunidad U’wa, quienes solo se someten a las leyes indígenas.

Corporinoquia no podrá tomar más acciones que continuar, intensificar y fortalecer las acciones de educación ambiental, ya que estas comunidades se someten a la jurisdicción especial indígena.

“Aunque el ejemplar de oso andino fue descuartizado y su cazador, un ciudadano de una comunidad indígena en Saravena, aceptó los cargos y aseguró que la carne la usan para el consumo humano, Corporinoquia no podrá tomar más acciones que continuar, intensificar y fortalecer las acciones de educación ambiental, ya que estas comunidades se someten a la jurisdicción especial indígena”, señaló la representante de esa entidad, tras realizar una visita a la zona.

En cuanto a los restos del animal que fueron halladas en la vivienda del ciudadano indígena, éstas serán desnaturalizadas por parte de funcionarios de Corporinoquia y será la gobernación del departamento de Arauca la encargada de definir qué acciones toma con los habitantes del predio en donde se asesinó al animal.

Especie en vía de extensión.

Respecto a la especie oso andino, es importante mencionar que en el país quedan alrededor de 8 mil  ejemplares, de acuerdo a estadísticas del Fondo Mundial para la Naturaleza – WWF -, así mismo transita por áreas muy amplias, alrededor de 61 kilómetros cuadrados transitan los machos y se considera una especie fundamental para los ecosistemas y su biodiversidad pues dispersan las semillas de los alimentos que consumen en grandes extensiones de tierra lo que permite la vitalidad y el futuro de los bosques andinos.

oso

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras