ÚLTIMAS NOTICIAS:
publivivo bannerEQAmbiental4 bannerEQAmbiental4
bannerEQAmbiental4 bannerEQAmbiental4

Las “lagunas amarillas”, otro encanto paisajístico de Casanare en época de verano.

Estimated reading time:2 minutes, 1 second

Sobra decir que Casanare es uno de los departamentos de Colombia con mayor diversidad y paisajes de inigualables contrastes que influenciados por la Sabana, el sol, la luna, los amaneceres o los atardeceres, conforman hermosas acuarelas que solo los llaneros o quienes visitan estas tierras tienen el privilegio de ver y disfrutar.

En Casanare es común ver durante el verano otro “fenómeno” natural que muchos conocen como “lagunas amarillas”. Se trata de reservorios de aguas que sobreviven a las inclemencias del verano y que tienen en su interior unas vellocidades vegetales de color amarillo que al recibir los rayos del sol, generan en el agua un color amarillo dorado intenso, que jamás pasa desapercibido ante quienes visitan la sabana, las fincas y diversos sectores rurales del departamento. Extrañamente durante la noche, la madrugada y bien entrada la tarde, estas lagunas cambian de color, perdiendo el amarillo intenso, y tornándose de un color verde turbio.

El agua es fría.

Lo paradójico del caso, es que si bien estas lagunas están directamente expuestas al sol y su color característico lo hereda del contacto con el astro rey, sus aguas son frescas superficialmente y frías en su interior.

Otra de las características de estas lagunas es que son reservorio natural de los curitos, una variedad de peces que se caracterizan por tener un caparazón sólido y sobrevivir enterrados en el suelo, cuando se acaba el agua de los charcos o lagunas donde habitan. Al caer las primeras lluvias, emergen nuevamente del interior de la tierra.

Según cuentan los habitantes de los sectores donde se encuentran estas lagunas, al parecer la raíz de las vellosidades vegetales que cubren el fondo de estas son apetecidas por los curitos, que aprovechan la salida del sol, para chuparse este material vegetal, el cual hace parte de su menú alimenticio.

En Casanare, los lugares donde más se pueden avistar estas lagunas son los corregimientos de Morichal y Tilodirán, en Yopal; las sabanas de paz de Ariporo, Hato Corozal, Trinidad, San Luis y Quebrada Seca  en Orocué.

Cabe destacar que este fenómeno natural solo se puede ver en época de verano, especialmente en tres los meses de enero y febrero, cuando el verano es inclemente y las lagunas quedan con una cantidad mínima de agua.

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras