“El gobernador Salomón Sanabria nos ha devuelto la dignidad y la fe”, dicen taxistas de Yopal.

 “El gobernador Salomón Sanabria nos ha devuelto la dignidad y la fe”, dicen taxistas de Yopal.

Un gran sector del gremio de taxistas inició el 2020 con esperanza, optimismo y muchas ganas de consolidar en este año, muchos proyectos que conlleven a mejorar su calidad de vida.

Lo paradójico es que el año pasado por esta misma época, muchos de ellos con los que Casanare24horas.com y otros medios representativos de Casanare dialogaban, veían en ellos desesperanza, pesimismo y manifestaban haber perdido la fe en los líderes de su gremio, en la dirigencia departamental, y en los mandatarios. Por esos días hablarles de política era arriesgarse, pues no querían siquiera escuchar esa palabra; y convocarlos para emprender proyectos colectivos, era perder el tiempo. El malestar era generalizado y las divisiones y cuestionamientos eran el pan de cada día.

Pero hoy el panorama es diferente. A los integrantes del gremio amarillo se les ve muy activos, participan de comités, gestionan en instituciones, se reúnen en los despachos de las administraciones tanto municipal como departamental y ya lograron conformar la Asociación de Taxistas de Casanare, a la cual le pusieron por nombre ASOCAD.

¿Qué los motivó a cambiar?

Lisandro Ramírez, líder natural de los taxistas y presidente de la Asociación de Taxistas de Casanare, fue quien generó ese cambio de actitud entre sus compañeros.

“Todo comenzó a finales del año 2018, cuando Yopal y Casanare se preparaban para celebrar el Día de Acción de Gracias, evento promovido por el gobernador de ese entonces Alirio Barrera. Justo ese día por cosas de Dios a través de un amigo, conocí al ingeniero Salomón Sanabria. Tuvimos una conversación muy amena, quedamos de vernos días después y así sucedió. En una segunda conversación y al conocer la situación del gremio de taxistas me animó a seguir luchando, me dijo que hiciera un llamado a mis compañeros para que nos uniéramos como gremio y sobre todo me tomara de la mano de Dios, que en Él todo era posible”.

Lisandro cuenta que desde ese entonces él y el hoy gobernador Salomón Sanabria siempre mantuvieron una relación muy fraterna. Sanabria lo apoyó en varias actividades del gremio y lo orientó en una iniciativa para motivar a sus compañeros a unirse y organizarse para lograr beneficios colectivos.

“Cuando llegó la época de campaña a mediados del año pasado, y supe que el ingeniero era candidato a la gobernación, sentí que él era un ángel que Dios me había puesto en mi camino y en el camino de mi gremio. Entonces un buen día sin él solicitármelo, me le presenté y le dije que lo iba a apoyar en su proyecto político, que me ponía a disposición de su campaña y prometí que iba a empezar a socializar con mis compañeros su propuesta, para unirnos en torno a su nombre, a la gobernación de Casanare. Mi conexión con el ingeniero Salomón fue inmediata. Sentía sinceridad en sus palabras, humildad en cada uno de sus actos y unas enormes ganas de querer ayudarnos, sin pedir nada a cambio, porque a pesar que la campaña ya avanzaba, jamás siquiera nos había pedido que le diéramos el voto. Nuestras conversaciones se centraban en la temática de cómo organizar el gremio y la importancia de tener a Dios como nuestro guía. Me agradaba que no era una persona arribista, ni oportunista. Eso me llamó la atención y me llevó a tomar la decisión que definitivamente mi voto iba a ser por él”, narró Lisandro Ramírez.

Una tarea difícil.

Al tomar la decisión de apoyar a Salomón Sanabria en su proyecto político, decidió también socializar el proyecto con sus compañeros de gremio, para pedirles que se dieran la oportunidad de creer por última vez en un candidato. Lisandro sabía que era una tarea muy difícil convencerlos, pero quería que su candidato ganara y eso lo hizo tomar el riesgo.

La misión era sumamente complicada, porque por aquellos días los taxistas habían tenido la más reciente decepción política: En esa ocasión el responsable de su malestar era el exalcalde Leonardo Puentes, quien según ellos, en campaña les había ofrecido algunos beneficios para el gremio, pero en su Administración los ignoró. Ese episodio los tenía altamente disgustados y sin la más mínima intención de volver a creer en los políticos.

“La verdad no fue muy complicado convencerlos, porque cuando los llevé a la primera reunión con el ingeniero Salomón, a ellos les pasó lo mismo que a mí, de una vez quedaron conectados con él. En esta reunión si bien no estuvieron todos los que yo pensé que estarían, sí fue un grupo altamente representativo que se encargó de pasar el voz a voz y al cabo de pocos días, ellos mismos me pidieron que hiciera otra reunión, para que quienes no lo habían conocido en el primero encuentro, lo hicieran. Nuestro segundo encuentro masivo con el ingeniero, fue en un evento deportivo, y allí ese mismo día con un partido de fútbol, sellamos nuestro pacto de alianza hacia su campaña”, indicó Ramírez.

Una campaña apasionada.

Lisandro Ramírez con su liderazgo, logró vincular a cerca de 300 taxistas en un grupo elite de campaña, los cuales trabajaron como “leones”, por la candidatura del hoy gobernador Salomón Sanabria.

“Nunca había visto al gremio tan unido y tan apasionado por una campaña política. Por el ingeniero Salomón nos pusimos la camiseta con orgullo. No perdíamos oportunidad para vender su nombre y el verlo ganar se nos convirtió en un reto, en una obsesión y en un objetivo de vida. Desde un principio creímos en su palabra y estábamos seguros que los acuerdos que firmamos serían respetados y llevados a cabo en su mandato. Pese a que tuvimos muchos detractores en campaña, el grupo que decidimos seguir a Salomón, nunca desfallecimos y hasta el último minuto nos dimos la pela por él”, expresó.

Nos ha devuelto la fe.

Lisandro Ramírez cuenta que recibieron el triunfo de Salomón como propio, y que aún recuerdan con emoción, el momento en que los escrutinios fueron anunciados y lo dieron como ganador absoluto.

“Lo más satisfactorio fue que apenas se oficializó su triunfo, el ingeniero nos envió un mensaje de gratitud para todo el gremio de taxistas, ratificando de paso los compromisos pactados en campaña. Eso nos llenó de confianza porque era la primera vez que un político después de ganar nos tenía en cuenta”, indicó.

Contó que la confianza en el recién electo gobernador se reafirmó cuando los invitó de manera especial a su posesión y el primer día de su Gobierno los llamó a su Despacho para   dar directrices de cómo se iniciaría el proceso de cumplimiento de las propuestas de campaña. Ese día Sanabria les recomendó asociarse, trabajar de manera colectiva y esperar que la nueva Administración engranara para iniciar los procesos de apoyo. Para ello les presentó a sus secretarios de despacho, a los cuales les recomendó orientarlos en cada una de las iniciativas planteadas por ellos y brindarles acompañamiento.

“Hoy cuando ya ha transcurrido poco más de un mes del Gobierno de nuestro gobernador amigo Salomón Sanabria, hemos avanzado bastante. El gobernador nos ha recibido varias veces en su despacho, ha puesto a nuestra disposición su equipo de profesionales para apoyar nuestras iniciativas, y se ha mostrado fraterno con el gremio. Ya podemos decir con satisfacción, que tenemos nuestra Asociación, llamada Asociación de Taxista de Casanare con Dirección – ASOTCAD, estamos trabajando sobre un proyecto de vivienda para el gremio y con el SENA estamos estructurando una capacitación certificada de guías turísticos, con formación en atención al cliente y bilingüismo”, señaló.

Ángeles en el camino.

El taxista y hoy presidente de ASOTCAD dice que: “El gobernador no solo ha sido un referente político para nosotros, sino que con su sencillez, humildad y calidad humana nos ha inspirado a ser diferentes. Él nos ha enseñado que, para poder encontrar la felicidad y la realización personal, debemos primero estar en comunión con Dios. Nuestras reuniones ahora son diferentes. Todo lo manejamos en el marco del respeto, a diferencia de antes en donde el ambiente no era el mejor. Hoy todo fluye con orden y las conclusiones de cada reunión son altamente significativas. Podemos decir con toda seguridad que el gobernador Salomón Sanabria nos ha devuelto la fe, la dignidad y las ganas de trabajar por mejorar nuestra calidad de vida”, puntualizó Lisandro.

Hoy la satisfacción del gremio amarillo es doble, porque también han venido recibiendo el apoyo de la senadora Amanda Rocío González, la cual se ha empezado a vincular con fuerza en sus proyectos, y al verlos tan organizados, ha puesto también a disposición de los taxistas su credencial, para ayudarlos a cumplir sus sueños.

“Hoy más que nunca nos sentimos respaldados por dos ángeles:  el ingeniero Salomón y la Senadora Amanda Rocío González, que llegaron a nuestro gremio para ayudarnos a cumplir nuestros propósitos, a solucionar nuestras necesidades de vivienda y a dignificarnos como seres humanos”, concluyó Lisandro Ramírez.

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras

 

 

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *