Miss Casanare Paola Cazarán: “El privilegio de ser diferente”.

 Miss Casanare Paola Cazarán: “El privilegio de ser diferente”.

Por: Fabio Acevedo. Especial para Casanare24horas.com.

Sin lugar a dudas una de las candidatas más fuertes este año para ceñir la banda de Miss Colombia en el próximo Miss Universo, es Paola Cazarán Miss Casanare. En ella se reúnen todos los ingredientes que una aspirante al máximo certamen de la belleza universal busca en la era IMG: Belleza diferente, ángel, porte, calidad humana, don de la palabra, compromiso, sencillez, historia de vida para ser referente social, pero sobre todo elocuencia, y en esto último, la reina llanera está sobrada.

Hija de padre afrodescendiente y  madre indígena, la reina llanera que perdió a su padre justamente por causa de la violencia y fue desplazada cuando apenas era una niña, hoy es el máximo referente social y fuente de inspiración de todas aquellas mujeres que pese de haber sufrido el rigor de la adversidad, se levantan, luchan y triunfan. Atrás quedaron las noches oscuras y los días grises en donde el dolor por haber visto correr a sus pies la sangre de su padre, y sentir la angustia y el miedo que produce la guerra, el hambre y el frio producto del exilio, y el bullyng por ser afroindígena.

“Fui víctima de la violencia, pero hoy soy el producto de la solidaridad de quienes me tendieron la mano, de la fe de quienes siempre han creído en mí y del amor de mi humilde familia, que, pese a todo, siempre me protegieron y me recordaron que para surgir nunca debía olvidarme de mis valores. Desde que me propuse trascender entendí que las malas experiencias de mi vida, no podían condenarme eternamente. Por eso cuando comprendí que el sol sale para todos me propuse luchar, y logré triunfar. Hoy soy una mujer victoriosa. Después de luchar con vehemencia contra las adversidades del pasado, ya nada me puede vencer, porque Dios, la gente que quiero y mi fuerza de voluntad me han hecho triunfadora, y eso es lo que quiero hoy mostrar con orgullo ante el universo entero”, dijo la reina.

Ser “diferente” es un privilegio.

A la reina de los casareños, siempre la cuestionaron por ser “diferente”, pues en un salón de clases no es común tener como compañera a la hija de un padre afrodescendiente y una madre indígena. Tampoco es común ver a una psicóloga reina o modelo de 1:82 mts de estatura, de piel morena, ojos rasgados, piernas eternas y la cabellera alborotada, como compañera de trabajo, o vecina.

“Lo lamentable del caso fue que siempre me juzgaron sin conocerme, siempre se basaron en mi tipología, pero nunca analizaron lo que había en mi mente y en mi corazón. No fue fácil vencer estereotipos, pero fue justamente esa lucha constante por   vencer las talanqueras sociales las que me hicieron fuerte. El primer paso fue aceptarme a mí misma, creer en mí y demostrar con mi ejemplo y desempeño, que solo quería alcanzar mis sueños como cualquier joven colombiana, pero sobre todo aportar con mi trabajo al desarrollo de este país que tanto amo. Hoy agradezco a Dios y a la Organización Miss Universe Colombia que me brindó una segunda oportunidad en la vida. Esta organización que ahora es mi nueva familia, ha confiado en mí, me ha visibilizado y sobre todo ha hecho que cosas por las que antes fui cuestionada, como mi tipología, mis rasgos, mi ascendencia raizal, y mi condición de víctima de la violencia, hoy sean mis mayores fortalezas y elementos de valor para fortalecer mi identidad y alcanzar mis metas”, señaló.

Visitó su tierra.

Si bien Paola viaja constantemente su tierra llana, desde que fue elegida Miss Casanare y por cuestiones de agenda, no la había visitado. Lo hizo el pasado fin de semana por invitación de la Gobernación de Casanare, sus amigos y gente que la quería conocer en persona. La reina fue presentada en sociedad, se le impuso la banda oficial de Miss Casanare 2020 y visitó varios sitios del departamento haciendo fotos y videos para el trabajo que viene adelantando previo a la competencia real, que este año tendrá como sede la ciudad de Barranquilla.

La primera reacción.

Inicialmente cuando Paola llegó a Yopal, las opiniones estaban divididas, entorno a la designación que hiciera la Organización Miss Universe Colombia, como la reina de los casanareños. En el imaginario de algunos pocos se cree que en Casanare no hay diversidad racial, o que los raizales no representan la identidad de la Región. Justamente el choque racial generó serios cuestionamientos y críticas por la designación de la reina. Comentarios como “ella no es de Casanare, debe ser costeña”, “en el llano no somos negros, ni indígenas”, “ella no es como las demás mujeres de la Región”, “ella no debe ser inteligente”, entre otros comentarios llenos de xenofobia y discriminación, hicieron pensar que jamás habría conexión entre la reina y sus paisanos.  Lo paradójico, es que la mayoría de los que cuestionaban ni siquiera eran de la Región y solo lo hacían porque veían en la reina casanareña una potencial competencia para las reinas de sus departamentos, y se ensañaron contra ella para debilitar su candidatura desde su propi tierra.

Otra batalla que logró ganar.

Pero los que están iluminados y “condenados” al éxito por su noble actuar, soportan las duras pruebas y triunfan siempre.  En esta línea, la Gobernación de Casanare y el equipo de apoyo de la reina, convocaron a los periodistas de la región a una rueda de prensa para que, a través de ellos, los casanareños conocieran realmente a Paola Cazarán.

En el evento los comunicadores con preguntas muy acertadas y bien intencionadas pudieron comprobar la fuerza mental, el desenvolvimiento y elocuencia de la reina. Las fotos reales y videos de la conferencia invadieron rápidamente las redes sociales y los casanareños entendieron el por qué esta psicóloga oriunda del municipio de Villanueva en el sur del departamento, logró convencer al jurado que la eligió  Miss Casanare, en un casting realizado en Bogotá.

Paola Cazarán logró convencer a sus paisanos que ella es una mujer que nació para triunfar. Que su belleza raizal no solo representa a los negros, los indígenas, los blancos o zambos sino a cincuenta millones de colombianos. Que Colombia es diversa y que cuando tenga la banda de Miss Colombia no solo representará a Casanare sino a todo un país, que como Colombia es uno de los más diversos del planeta.

Ahora cuando la reina logró vencer el escepticismo y la resistencia de un pequeño sector de la sociedad de su departamento, se siente feliz, segura y recargada cien por ciento de energía positiva para la competencia que se inicia el próximo 6 de noviembre. Considera que el representar a Casanare es un orgullo y que ella está preparada para traer la corona a su tierra.

Segura y empoderada.

“Para mí todo en la vida ha sido difícil, pero gracias a Dios, al final siempre triunfo. El saber ahora que tengo el respaldo de mi gente casanareña me llena de energía y fuerza para luchar por esa corona en Barranquilla. Apóyenme con su fe, su buena energía y su afecto desde la distancia, que yo allá estaré haciendo el mejor trabajo por ustedes”, manifestó.

La Miss Casanare sabe que tiene todas las cualidades para ser la nueva reina de los colombianos. Y cuando le preguntan si ella se considera una mujer “diferente”, hace una pausa y dice con seguridad; “Si ser una mujer bella, raizal, inteligente, sencilla, que cree en su país y en los valores de su gente; y que baila joropo y come carne a la llanera a pesar de ser morena, alta, churca y de ojos achinados, entonces si soy diferente y es un privilegio que la vida me ha dado”.

www.casanare24horas.com

Twitter: @cas24horas

Facebook: casanareveinticuatrohoras

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *